viernes, 24 de octubre de 2008

Mirar


...me limito a mirar. A veces observo y otras sólo miro. No sé muy bien el qué, ni lo que busco o quizá sí y mi pupila se paraliza para examinar. Puede que esté todo del revés y que en verdad andemos cabeza abajo y es una ilusión eso de tener todo del derecho. Para qué sirve que todo esté en orden, lo más seguro es que ese orden oculte un desorden caótico que empaña realidades, trastoca ilusiones y convierte todo en una monotonía púrpura.

Pongan todo en orden que sin orden no llegarán muy lejos. Aunque yo voy todos los días haciendo el pino y abrazando con las piernas...ten en cuenta que lo que ves no es como tu crees. Del cielo caen árboles y con las manos andamos sobre las nubes.

1 comentario:

Vanity dijo...

Pongan todo en orden que sin orden no llegarán muy lejos. Aunque yo voy todos los días haciendo el pino y abrazando con las piernas.

No sabes como he ansiado recuperar el orden este fin de semana...lo he escrito en el blog.

A veces el orden apesta, a veces es premisa para la mera supervivencia...

Saludos