martes, 7 de julio de 2009

Surrealismo o la enfermedad del que no sabe ser amado


Cómo se explica que una tenga el ojo que tiene a la hora te elegir elementos? No puede ser normal que cada elemento masculino que me llame la atención sea gay, tenga pareja o no me atreva a acercarme...Creo que hay algo que patina y me parece que es el miedo a dejar de ser libre. Teóricamente eres libre tengas pareja o no, pero creo que me da pavor fijarme en alguien "posible", es el miedo a que te impliques de verdad, el miedo a meterte en una relación que te demande atención o simplemente que te demande algo. No sé, es raro. El verano pasado me enamoré platónicamente de mi vecino de terraza en el bar. qué pasó? que era gay y acabé regalándole una polla inflable el día del orgullo (ahora me lo enucentro por el barrio y somos coleguillas...y le veo la PLUMA que tiene, cosa que antes no veía por ningún lado). Entre medias otros tantos de gustos diferentes o "felizmente-emparejados-con-ganas-de-probar-lo-ajeno"...y para colmo hoy me doy cuenta de lo muuuucho que me gusta el Vincent Gallo del bar (que claro está, tiene novia y encima es maja).

buffff...creo que ya voy a optar por el gato. Me demandará lo justo, se acercará libremente cuando quiera y compartiré momentos de locura sin que se asuste.
Con la caída de la hoja todo vuelve a rodar, después de la muerte se recargan las pilas de las raices. De momento busco artista gráfico para que me ayude con un proyecto...una fachada muuuuy interesante.

3 comentarios:

supercrisis dijo...

Bubu, intenta dormir, anda.
Aunque a los dos no va a costar un rato esta noche...

Bubu dijo...

que cosas se escriben cuando uno vuelve de currar, eh?
Vamonos a dar la vuelta al mundo!!

Refrescospepito dijo...

Hey, bonito post... aunque no sé si lo entendí todo.